Diferencias entre pilotes y micropilotes

Diferencias entre pilotes y micropilotes

El mundo de la construcción se basa (y nunca mejor dicho) en los pilotes y micropilotes, que ayudan a dar estabilidad en cualquier obra. Para los más despistados o nuevos en este campo, se trata de unos elementos de construcción en forma de cilindros que se entierran en el terreno para sostener estructuras y cargas y ayudar en la cimentación de obras.

En Azogue Ingeniería hemos tenido clientes o usuarios que nos han preguntado por qué preferimos los micropilotes frente a los pilotes, si estos últimos son de tamaño mayor (la diferencia está en el diámetro del cilindro) y, por tanto, pueden sostener más peso.

Nuestra elección, al igual que la de numerosas empresas de nuestro sector, está motivada por los grandes beneficios que aportan los micropilotes frente a los pilotes, ¡aunque parezca una locura! A continuación os explicamos las diferencias que hay entre ellos.

 

Diferencias entre pilotes y micropilotes

– La primera y más evidente es el tamaño, los micropilotes no superan los 350mm de diámetro.

– Los terrenos donde pueden utilizarse son diferentes, ya que los pilotes y su tamaño no pueden adaptarse a cualquier lugar sin correr el riesgo de afectar demasiado al terreno, mientras que los micropilotes son más seguros en ese aspecto.

Los equipos que realizan las perforaciones para introducir estos elementos son diferentes, ya que las máquinas de los micropilotes son más ligeras y pueden acceder a lugares donde no llegan las de los pilotes.

El proceso de vaciado es diferente, para los micropilotes necesitamos inyección de cemento, y para los pilotes basta con el efecto de la gravedad porque, al ser más anchos, es difícil que el cemento se obstruya en el camino.

 

Ventajas de los micropilotes frente a los pilotes

La ventaja principal es el tamaño, y es la clave para el resto de ventajas que veremos a continuación. Al ser más estrechos, las perforaciones que deben hacerse serán más pequeñas y, por tanto, la maquinaria a utilizar podrá ser más ligera y tener más posibilidades de acceso a diferentes terrenos.

Los micropilotes pueden usarse en cualquier tipo de terreno, independientemente de si es en las afueras o en pleno centro de una ciudad, con otros edificios o elementos cercanos. El efecto que harán las obras en el terreno será mucho menor que el de los pilotes, que requieren más espacio y, en muchas ocasiones, no disponemos de éste. Además, en caso de que queramos generar una cimentación y soporte con mucha fuerza, los micropilotes nos ofrecen la posibilidad de hacer pantallas instalándolos con muy poca distancia entre ellos.

Las posibilidades de los micropilotes frente a los pilotes son mucho más numerosas. Las máquinas pueden llegar a terrenos con un difícil acceso, perfecto para estabilización de taludes o cimentaciones más complejas.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *