Azogue ingeniería, responsable de la estabilización del talud en la ladera de la Alcazaba de Antequera

Azogue ingeniería, responsable de la estabilización del talud en la ladera de la Alcazaba de Antequera

A lo largo de este verano hemos realizado una obra muy relevante en este importante municipio de la provincia de Málaga. Esta intervención ha consistido en garantizar la seguridad en la Calle Niña de Antequera gracias a la sujeción de los bloques rocosos dispuestos sobre una elevada pendiente.

Durante los últimos años, este lugar ha requerido actuaciones que han pretendido limitar o reducir los riesgos y los daños al vial de Calle Niña de Antequera, mediante perfilados, gunitados o ejecución de muros de pie de talud para la contención de posibles desprendimientos. No obstante, esas medidas no han resultado ser suficientes y el hormigón proyectado afectaba a nivel visual al entorno de la ladera, por lo que la Junta de Andalucía lanzó a licitación estos trabajos con una inversión superior a los 88.000€. Esta actuación se consideró una ayuda de emergencia, puesto que se trata del entorno del BIC (Bien de Interés Cultural) de la Alcazaba de Antequera, por lo que nuestra parte como empresa ejecutora ha debido ser más cuidadosa de lo habitual.

Estado del entorno

El talud de Calle Niña de Antequera, constituido por materiales heterogéneos en los que coinciden bloques rocosos con materiales más o menos sueltos, presenta una elevada pendiente, que aunque no parece tener síntomas de afectar a la estabilidad global de la ladera, sí provoca importantes erosiones y descalce de materiales que provocan desprendimientos que, en el caso de bloques rocosos de cierta entidad, suponen un importante riesgo para la infraestructura viaria que discurre bajo el mismo.

Pese a que se ha intervenido la zona en diferentes ocasiones para evitar desprendimientos, la situación del gunitado actualmente no garantiza su correcto funcionamiento, y el muro de contención de pie de talud se ha constatado que es una medida insuficiente si no se complementa con algún tipo medida que reduzca la energía de los bloques desprendidos.

Nuestra actuación en la Alcazaba de Antequera

El objetivo principal de la actuación ha sido evitar que los bloques rocosos puedan llegar a alcanzar el vial que discurre bajo el talud, sujetándolos en su actual emplazamiento con una malla de contención de más de 2.000 metros, evitando que se produzcan descalces o limitando la energía de los bloques de manera que puedan ser contenidos por los muros de pie construidos al efecto. Esta malla se combinó con diferentes soluciones de perfilados, cunetas y gunitados.

Además, se sustituyeron más de 500 metros de hormigón proyectado para que se asemejase más al color de la ladera y evitar la afección visual negativa que había anteriormente. Fue una de las medidas específicas al tratarse del BIC de la Alcazaba de Antequera junto a la limitación de movimiento de tierras o la modificación del talud.

Compartimos con vosotros imágenes y un vídeo informativo sobre el trabajo realizado, que ha tenido bastante visibilidad en los medios de comunicación locales.

 

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *