6 obras de ingeniería mundial que te dejarán boquiabierto

6 obras de ingeniería mundial que te dejarán boquiabierto

Desde tiempos remotos el ser humano ha querido formar parte de la historia a través de sus actos. La política, la religión, el deporte o las artes han sido algunas de las herramientas para lograrlo, pero la arquitectura y las obras de ingeniería mundial han logrado muchas líneas en los libros de historia.

Habitualmente, en este tipo de post encontramos los grandes hitos históricos como La Muralla China, el Taj Mahal, las Pirámides de Egipto, el Coliseo o la Torre Eiffel, pero hoy queremos que conozcáis algunas que, por distancia con nuestro país o ser novedad, no son tan reconocidas.

Canal de Panamá

También es uno de los clásicos pero queremos poner en valor el gran proyecto que se convirtió en el primero en unir dos océanos, el Atlántico y el Pacífico. Los primeros en proponer esta idea e intentar llevarla a cabo fueron los franceses, allá por el 1880, pero no fue hasta 1904 cuando empezaron las obras de un canal de 84km. En 1914 se inauguró esta gran infraestructura que los barcos tardaban en atravesar unas 10 horas, y supuso una revolución en el comercio mundial.

A través de un complejo sistema de esclusas en cada extremo, los barcos son elevados hasta el lago artificial Gatún, a 27,5 metros sobre el nivel del mar, y después son descendidos hasta el nivel del océano al que quieran cruzar los buques.

 

Gran puente del estrecho de Akashi

Es el puente en suspensión más alto, largo y costoso del mundo, con 3.911 metros de longitud. Su construcción sirvió para sustituir el uso del ferry para atravesar el estrecho, que era muy peligroso debido a las numerosas tormentas que se daban en la región. En 1955 se hundieron dos barcos causando 168 victimas mortales, todos niños, y el suceso generó tal impresión que el gobierno japonés tomó cartas sobre el asunto y comenzó a desarrollar el plan de construcción de este puente, que duró desde 1988 hasta 1998.

Islas Palm, a la moda en ingeniería mundial

Conjunto de islas artificiales construidas en Dubai. Se trata de los proyectos de ingeniería más importantes junto a Burj Khalifa y la Torre Dubai Creek. Se llevaron a cabo a través de un proceso llamado “recuperación de tierras”, consistente en excavar suelos del golfo pérsico, y a esto le siguieron las tareas de regar la arena con un método de compactación de suelo, utilizar la tecnología GPS para que el resultado fuera tan realista y espectacular y rodear esa arena con toneladas de rocas para protegerla.

Estas islas, joyas de la ingeniería mundial, fueron creadas como un claro reclamo turístico, y en ellas el visitante podrá encontrar hoteles de cinco estrellas, atracciones y actividades de ocio de todo tipo y unos grandiosos rascacielos.

Puente túnel de Øresund

Esta maravilla de la ingeniería mundial conecta la capital de Dinamarca, Copenhague, con la ciudad sueca de Malmö. Cuenta con dos líneas de tren y cuatro carriles de carretera, haciendo que sea el puente que combina tren y carretera más largo de Europa, con una longitud de 7.845 metros. Puede atravesarse en un tiempo de 15 a 20 minutos, y ha cambiado la forma de vivir entre los dos países, que están conectados al nivel de que los daneses habitan en Malmö, ciudad Sueca, ya que la vivienda allí es mucho más barata, y solo tienen que tomar el puente para ir a trabajar o a hacer su vida en Dinamarca.

Torre CN de Toronto

La Canadian National Tower es una torre de radiodifusión creada por los constantes problemas de comunicación que existían con la proliferación de rascacielos en Canadá, aunque también tenía como objetivo demostrar el fuerte potencial de edificación de los canadienses.

Fue considerada la torre más alta del mundo hasta 2007, cuando fue superada por la ya mencionada Burj Khalifa, y tiene un observatorio ubicado a los 447 metros de altura, haciendo que sea considerada una de las siete maravillas del mundo moderno por parte de la Sociedad Estadounidense de ingenieros civiles.

Centro financiero mundial de Shanghái

Es la segunda torre más alta de Shanghái con 492 metros, 101 pisos, 33 escaleras y 91 ascensores, y es el único edificio en el mundo que cuenta con una apertura en la punta. Originalmente esa apertura tenía un diseño circular, pero podía recordar al símbolo de su rival económico, Japón, por lo que finalmente se decidió que fuera un trapecio.

Como podéis imaginar, ha recibido numerosos premios de diseño, y nosotros la consideramos otra importante joya de la ingeniería mundial.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *